Envío Gratuito en pedidos superiores a 200 € en productos Téllez

Cómo catar un buen queso
Publicado por      01/02/2022 18:39:35     Home , Queso Manchego    Comentarios 0
Cómo catar un buen queso

Las catas de queso o de vino son muy populares, y los amantes de estos productos aprenden a disfrutarlos en plenitud. Puede que te sorprenda saber que en las degustaciones intervienen otros sentidos, además del gusto o del olfato. ¿No lo crees? Pues te lo explicaremos ahora.

Quesos tradicionales de Almagro

España tiene entre sus orgullos ser la cuna de excelentes quesos. Los de oveja o de cabra de gran calidad, añejos o curados, combinados con elementos tales como el vino, el aceite de oliva o el romero, alcanzan elevadas cotas de perfección gastronómica.

La vista

Este sentido te indica el tamaño de un queso, el aspecto de su corteza, el color de la pasta, la presencia de vetas y el tamaño de los ojos. Es importante que sepas que nuestros productos demuestran su excelencia con características definidas, que se manifiestan claramente en la corteza y en la superficie de corte.

El tacto y el oído

Tocar la pieza te permitirá saber si es húmeda o seca, si es firme o adherente, o si la pasta contiene grasa. Sin embargo, las impresiones en la boca son determinantes para distinguir nuestros quesos y su calidad superior.

Cuando masticas se estimulan una gran cantidad de receptores especializados en las sensaciones mecánicas. Entre las más relevantes, destaca la textura, que puede ser pastosa, terrosa o cremosa. La granulosidad será fina, fibrosa o gruesa. Los quesos frescos y de elevado contenido graso se funden con facilidad, lo que proporciona sensaciones intensas.

El sentido del oído se estimula frecuentemente al masticar. Cuando los quesos curados o añejos contienen cristales como parte del proceso de maduración, escucharás cómo se fracturan bajo la presión de los dientes. En este caso, puedes decir que la pasta es “abierta”.

El gusto y el olfato

Estos dos sentidos están íntimamente relacionados desde el punto de vista anatómico y funcional. Percibir el aroma de un buen queso de oveja trufado y curado te permitirá conocer sus complejas propiedades organolépticas. Sin embargo, al comerlo, esto va a cambiar para mejor, pues la percepción retronasal tiene matices diferentes.

Las características del tradicional de Almagro varían. El sabor será dulce, amargo, salado o ácido. Los aromas fluctúan entre impresiones tales como aromático, potente, con carácter o complejo.

El gusto residual es acentuado en nuestros quesos y siempre es lo mejor de todo. Además, tienen una persistencia muy prolongada, que puede llegar a los treinta segundos.

Queremos finalizar con la cata de nuestro queso de oveja envejecido en manteca. Te proporcionará este resultado: Corteza lisa y mantecosa, aroma potente, pasta de color blanco marfil y sabor incisivo y picante, rotundo gracias a la maduración. La impresión retronasal y el gusto residual, intensos y definidos. Como puedes ver, es un producto de altísima calidad, como todos los de Quesos Téllez.

Dejar una respuesta

Le llamamos

679185198

ventas@quesostellez.com

Horario de Atención

Entre semana

Sábado

Domingo

from 8:00 to 21:00

from 9:00 to 20:00

from 10:00 to 19:00